Hiperhidrosis axilar

Hiperhidrosis

Sudoración Excesiva (Hiperhidrosis): Tipos, causas y tratamientos ¿Cómo sudar menos y disimular la transpiración?

La hiperhidrosis axilar es un trastorno médico que provoca sudoración axilar extrema. La afección se caracteriza por el olor corporal y las manchas de sudor.

Hiperhidrosis Axilar

Una persona que sufre de hiperhidrosis axilar no tiene ningún control sobre el ritmo de la sudoración. La condición, que afecta a millones de personas sanas, es causada por un defecto en el sistema nervioso. El tratamiento puede incluir desodorantes especiales y otros dispositivos de tratamiento, así como la cirugía.

Mientras que la sudoración es una función corporal natural, la hiperhidrosis axilar hace que el cuerpo produzca más sudor del necesario. Una persona con la afección a menudo suda profusamente sin importar su estado de ánimo o las condiciones meteorológicas.

Este trastorno médico puede causar vergüenza para un individuo, debido al olor del sudor. Asimismo, la sudoración excesiva se nota, ya que la sudoración en las axilas puede ser observada a través de la ropa de una persona. Esta condición puede causar que una persona evite determinados entornos sociales y empresariales.

Hiperhidrosis axilar tratamientos

Hay muchas cosas que una persona con este trastorno puede hacer para tratar de frenar la sudoración excesiva. Empezando porque puede adquirir un antitranspirantes. Los antitranspirantes que se hacen con cloruro de aluminio son probados para combatir la abundante sudoración en las axilas.

La persona que sufre de sudoración excesiva axilar tiene que aplicarse este antitranspirante especial antes de ir a la cama durante 10 días consecutivos y luego tendrá que utilizarlo sólo una vez a la semana. Las sales de aluminio en el antitranspirante se desplazan lentamente por los conductos del sudor y le ayudan en la disminución de la cantidad de transpiración en las axilas. Hay que saber que las sales de cloruro de aluminio pueden irritar la piel. La medicación antiinflamatoria con hidrocortisona puede ayudar a calmar la irritación.

Otro método utilizado para combatir la hiperhidrosis axilar es la toxina botulínica, más comúnmente conocida como Botox. Para combatir está transpiración molesta, una persona tiene que inyectarse 50 unidades de Botox en unos 20 lugares en cada axila con una aguja muy pequeña. Mientras que las inyecciones pueden ser incómodas, el tratamiento de Botox puede proporcionar alivio en la sudoración excesiva de las axilas durante seis meses.

Además, una persona puede tomar medicación anticolinérgica, que puede disminuir la transpiración. Estos medicamentos orales no son de uso común debido a los efectos secundarios. El insomnio y alteraciones en la visión son algunos de los efectos secundarios asociados con la ingesta de medicación anticolinérgica.

En algunos casos, la cirugía puede resultar eficaz. Los nervios responsables de la sudoración son médicamente destruidos con un instrumento endoscópico. Un procedimiento costoso y arriesgado, la cirugía puede disminuir o parar la producción de sudor en otras partes del cuerpo y también puede causar daño a los nervios.

Artículos relacionados con Hiperhidrosis axilar